El sonido y el arco.

El Violoncello está dentro de los denominados "instrumentos de arco". Esta definicion no es liviana ni caprichosa, el arco y su efectivo dominio son centrales en la construccion de nuestro aprendizaje.

Velocidad, distribucion, peso, punto de contacto, aceleracion y desaceleracion, ataque. Cada uno de estos aspectos de la tecnica del arco, nos llevan hacia la concrecion del sonido buscado, imaginado y deseado. Como la voz humana, el arco nos brinda una paleta de colores infinita. La busqueda del equilibrio de estos parametros quizas nos acompañe toda la vida. 

Lo importante no es llegar, lo importante es el camino.

La mano izquierda.

La afinacion debe ser de los temas que mas inquietan a los prinicipiantes. 

En un instrumento que no posee trastes, llaves o teclas la afinacion se construye nota a nota. Esta aspecto suele asociarse a la dificultad del instrumento.

Ahora bien, lo que tenemos que saber es que lo que uno entrena no es el oido, sino la conciencia.

 

El hecho de afinar es ajustar correctamente la distancia entre dos o mas sonidos. La memoria auditiva, la memoria muscular, la tecnica y una mente entrenada nos llevan siempre hacia un lugar mas afinado. El camino recorrido en esta busqueda trae como premio la ampliacion de nuestra conciencia del mundo sonoro.